Hoy, Haz Tu Mejor Esfuerzo by BMST Jeff Sullivan

 In News, Newsletter: Summer 2020

Es cierto que el mundo ha cambiado desde la ultima edición de nuestra revista del Concilio del Distrito #35. Justo antes de estar listos para distribuir nuestra edición de primavera, comenzó el pandémico de COVID-19, y desde ese momento, tuvimos que enfrentar un “nuevo normal.” Nuestras vidas diarias se han volteados, nuestras familias han sido separadas y nuestra existencia parece estar en el equilibrio. Primero, quiero tomar un momento para recordar a todas las familias de DC 35 que han sido impactadas por el virus. Sigue presentando desafíos diarios, en nuestras vidas laborales también como personales. También ha presentado desafíos para la oficina del Concilio del Distrito mientras hacemos todo lo que podemos para servir a nuestros miembros hermanas y hermanos.

En nuestra historia, hemos enfrentado y superado varios obstáculos a nuestro trabajo. Mientras la mayoría han sido cuestiones relacionadas con el trabajo relativas a la cuota de mercado, los políticos antisindicales y las élites empresariales, siempre hemos salido más fuertes del otro lado de cada una de las batallas que nos hemos enfrentado. El brote de COVID-19 ha creado un nuevo conjunto de desafíos y requiere que mantengamos nuestro enfoque en la salud y bienestar de ustedes y sus familiares.

Algunos han dicho que, para prepararnos mejor para el mañana, debemos hacer lo mejor que podamos hoy. Esta mantra nunca ha sido más cierta, que en los últimos meses. Las ciudades han cerrado los sitios de construcción en nuestra jurisdicción, yo ordene un alto de trabajo para nuestros miembros, y todos hemos enfrentado la dura realidad económica que viene con horas no trabajadas. He estado en comunicación constantemente con el personal de DC 35 y con cado uno de ustedes, todas las decisiones recientes las he tomado con un objetivo en la mente: la salud y seguridad de ustedes y sus familiares.

Como respuesta al pandémico, inmediatamente implementamos un proceso para la compensación de los sitios de trabajo como seguro para nuestra membresía. Los representantes de negocios estuvieron en contacto constante con nuestros contratistas signatarios, propietarios de proyectos, funcionarios locales y estatales, y muchos de ustedes, para asegurarse de que estábamos haciendo todo lo posible todos los días para garantizar su seguridad. Nuestro sistema requiere que los contratistas pidan nuestro permiso para reasumir el trabajo. Nuestros representantes visitaron el sitio, hablaron con nuestros miembros y se revisó la política COVID-19 específica del sitio para asegurarse de que un sitio mantuviera los más altos estándares de seguridad. El sistema tuvo éxito y fue recibido con entusiasmo por la membresía, así como por nuestros contratistas. De hecho, el protocolo puesto en marcha por la mayoría de las principales ciudades y pueblos de nuestra jurisdicción era sorprendentemente similar al programa que pusimos en marcha durante los primeros días del cierre.

Como nos dicen los expertos de salud , esta pandemia está lejos de terminar. Cada uno de nosotros tiene un papel importante que desempeñar para garantizar nuestra salud y la salud de todos. Los cambios en nuestra vida diaria han sido perturbadores, los fundamentos del buen sentido y el cuidado de nuestros semejantes hacen claro que todos debemos hacer lo siguiente:
USAR UNA MASCARA • MANTENGA EL DISTANCIAMIENTO SOCIAL • EVITAR GRANDES REUNIONES • MANTENERSE EN SU HOGAR CUANDO PUEDAS

Como con otros desafíos, lo superaremos. Se trata de prepararte y hacer lo mejor que puedas todos los días. Debemos mantener el rumbo que hemos establecido, y seremos más fuertes debido a los desafíos que enfrentamos. Durante la pandemia, nuestra nación se enfrentó de nuevo al levantamiento provocado por el asesinato sin sentido de George Floyd. El Concilio del Distrito #35 salió inmediatamente y denunció esta tragedia prevenible y ahora todos hemos sido testigos de un despertar social en toda nuestra tierra en cuanto al racismo sistémico que enfrentan nuestros hermanos y hermanas negros a diario. Estoy orgulloso del hecho de que nuestra unión tiene la mayor membresía minoritaria en New England. Nuestra membresía es la cara de nuestra región; somos diversos, somos razas diferentes, y venimos de diferentes orígenes culturales y étnicos. Pero tenemos una cosa en común – queremos una vida mejor para nosotros y para nuestras familias. Queremos proporcionar un futuro mejor para nuestros hijos, y todos queremos cuidar a nuestros seres queridos, dondequiera que estén. Como miembros de una unión, sabemos que la manera de hacerlo es hacer todo lo posible cada día en la creación de oportunidades de empleo para nuestra membresía. Esta es nuestra mantra que impulsa el trabajo de los oficiales del Concilio de Distrito y es la razón de todo lo que hacemos. Usted leerá en estas páginas sobre el gran trabajo que están haciendo nuestros miembros al servicio del recientemente creado Social Impact Center en los barrios del centro de Boston. El IUPAT siempre ha estado en primera línea en la lucha por la justicia racial y social. Todos los grandes movimientos de la historia de este país han sido dirigidos por mujeres y hombres trabajadores. Eso nunca cambiará, y el Concilio de Distrito 35 seguirá abogando por el cambio necesario que mejorará la vida de todas las mujeres y hombres trabajadores. Estoy orgulloso del trabajo que hemos hecho en este ambiente y apreciaremos su asociación con este trabajo importante.

Han habido algunos cambios recientes con el personal de la oficina. Vi la necesidad de dedicar más tiempo y recursos a crear estrategias nuevas y únicas para capturar oportunidades de trabajo adicionales. Justin Desmond ha aceptado el puesto como nuestro Especialista en Desarrollo de Negocios y está trabajando en varios proyectos y campañas para aumentar las horas de trabajo para nuestra membresía.

Jorge Rivera ha asumido la posición de nuestro nuevo Director de Organización. En su tiempo con el Consejo de Distrito, Jorge se ha comprometido plenamente con todas las facetas de nuestro trabajo y se ha convertido en una valiosa adición al personal. Tanto Justin como Jorge aprovecharán su buen trabajo para apoyar a los miembros.

He hablado con muchos de ustedes sobre la recesión económica provocada por COVID-19 y su impacto en nuestros fondos de beneficios. Me complace informar que nuestros planes de pensiones y anualidades han resistido las perturbaciones de las fluctuaciones en los mercados de inversión y han mantenido posiciones sólidas con respecto a los rendimientos de las inversiones. Tal vez el impacto más directo provocado por la caída de las horas de trabajo en los últimos meses ha sido el impacto potencial que podría tener en la elegibilidad de nuestros miembros para el seguro de salud. Mientras la junta que supervisa y dirige nuestro Plan de Salud ha sido capaz de hacer mejorías significativas en los beneficios durante mi tiempo como Gerente de Negocios, también hemos mantenido un ojo en el panorama general y la necesidad de estar preparados para circunstancias imprevistas. En hacer nuestro mejor esfuerzo todos los días, estamos preparándonos para momentos como estos. Me complace informarles que los Síndicos han realizado reducciones en el número mínimo de horas necesarias para la elegibilidad para el período cubierto a partir del 1 de octubre de 2020. Esta reducción de las horas necesarias dará lugar a que la gran mayoría de nuestros miembros estén cubiertas por nuestro plan de salud “mejor en la industria.” Esto es el resultado de la dedicación y el compromiso de los Fiduciarios, tanto de la Unión como del Contratista, en el reconocimiento de su deber a cada uno de los participantes del Plan.

Para saber a dónde vas, a veces es útil ver dónde has estado. El 5 de septiembre de 1882, 10.000 trabajadores se tomaron un tiempo libre sin pago para marchar desde el Ayuntamiento de Nueva York hasta Union Square. Estaban iluminando las condiciones de trabajo inseguras e injustas bajo las que la mayoría de los estadounidenses estaban trabajando. Este primer Desfile del Día del Trabajo creó un terreno de apoyo a la clase trabajadora y se convirtió en parte de un movimiento del que todos nos hemos beneficiado. No se equivoquen al respecto, El Día del Trabajo no fue creado por nuestro gobierno; fue creado por nosotros. Feliz Día del Trabajo para todos ustedes y recuerden que este movimiento que heredamos continúa cada día por cada uno de nosotros.

Es un eufemismo decir que hay mucho que hacer. Todos elegimos ser miembros de la unión, y miembros del Concilio de Distrito 35, porque queríamos la oportunidad de ser parte de algo más grande que nosotros mismos. Queríamos ser parte de un grupo, un movimiento que trae un cambio positivo al mundo. Estamos listos para ayudarle con cualquier problema que esté afectando su trabajo, sus familias y sus vidas. Haremos todo lo posible hoy y cada día.